United States Flag. Click to visit purplecoqui.com to view in English

Recientemente viajé a Wisconsin para un funeral. Me alojé en el Hotel Wyndham y, aunque todo fluyó sin contratiempos, recordé rápidamente las razones por las que detesto los hoteles y prefiero los Airbnbs. Y aunque esto pueda parecer solo una preferencia personal, no se trata solo de mi comodidad. Tengo fuertes sentimientos sobre alojarse en un Airbnb en Puerto Rico por varias razones: la mayoría de ellas no se tratan de la comodidad personal y todas apuntan a la razón por la cual fundé Purple Coquí Tours.

Aunque tengo muchas razones, a continuación me limitaré a discutir 4 y me enfocaré en cómo se relacionan al turismo vivencial en Puerto Rico, y en mantener a Puerto Rico tan hermoso como sea posible.

Airbnb en Puerto Rico vs. las cadenas hoteleras: localización, localización, localización

Considerando que, si no cuentan con un planificador de viajes, la mayoría de las personas que visitan Puerto Rico por primera vez probablemente se limitarán a alojarse en el área metropolitana de San Juan, Manatí (que se encuentra a corta distancia del centro comercial tipo outlet en la isla), Rio Grande (hogar del Bosque del Yunque y cerca de la Bahía Bioluminiscente), Ponce y, talvez, Rincón (donde muchos inmigrantes de Estados Unidos van a vivir), las grandes cadenas hoteleras se han establecido en estas localizaciones. El Marriott, El Hilton, El Ritz-Carlton, El Wyndham, El Hyatt, entre otros, están localizados céntricamente en las áreas en que los viajeros tienden a ir por manadas.

airbnb in Puerto Rico
Our vacation rental in the mountains, summer 2008.

Cuando mi esposo y yo visitamos Puerto Rico por primera vez (en el verano de 2007), nos hospedamos en Carolina la primera semana, porque estaba cerca de San Juan y el Yunque. La segunda semana nos hospedamos en Ponce. Mientras guiábamos desde Carolina hasta el área del sureste (no tomamos la autopista 52, sino que tomamos carreteras más pequeñas para poder apreciar realmente la isla), y luego más al oeste para llegar a Ponce, descubrimos varias cosas:

  1. Una vez que salimos del área de Rio Grande, no vimos ninguna de las cadenas hoteleras grandes (tal vez había una que otra, pero no las vimos)
  2. Nunca antes habíamos escuchado sobre los pueblos por los que recorrimos, a pesar de su belleza y encanto

Nos prometimos regresar el siguiente verano, pero esta vez alojarnos en un “bed and breakfast” o encontrar  en internet una casa que estuviera en alquiler. Para ese tiempo las opciones eran vacation rentals dot come, VRBO y Home Away. Airbnb estaba en sus comienzos y aún no había un solo Airbnb en Puerto Rico.

Teníamos 5 requisitos para la casa que alquilaríamos:

  1. Tenía que ser lejos de la playa (no somos amantes a la playa)
  2. Tenía que ser en el campo y contar con varios acres de terreno
  3. Tenía que tener una cocina completamente equipada para poder vivir de la misma manera que los locales
  4. Tenía que tener al menos una hamaca
  5. Tenía que tener bañera (no solo ducha), pues padezco de la espalda y necesito poder sumergirme en el agua de vez en cuando

Tuvimos la suerte de encontrar la única casa para alquiler que no se encontraba en la playa. Este exclusivo lugar se encontraba en las montañas, en medio de 8 cuerdas de terreno. La vista era espectacular y la gente del pueblo era muy amable. Tan amable que nos invitaron a una barra local (que aun frecuentamos después de tantos años) y hasta a una fiesta de quinceañero; una fiesta de transición a la adultez que se celebra a las niñas cuando cumplen 15 años.

Airbnb in Puerto Rico
El Balcón del Recuerdo, which means balcony of memories, in Utuado.

Aunque es posible que, aun quedándonos en un hotel, hubiéramos conocido locales y nos hubieran invitado a alguna barra y a fiestas de cumpleaños, las probabilidades son pocas. También es poco probable que hubiéramos conocido el pueblo de Utuado tan pronto. Y Utuado nos encantó, tanto que cuando regresamos buscando una finca para comprar, decidimos establecernos ahí. Para algunos turistas, cuando piensan en “localización, localización, localización”, piensan en un resort o un hotel en cadena. Sin embargo, si tu meta es turismo vivencial, ¿qué mejor manera de experimentar Puerto Rico que viviendo entre los locales? Podrías llegar a conocer varios boricuas, aun si te hospedaras en un hotel, pero lo más probable es que sean boricuas que no viven en la isla. Si no tienen la opción de pasar su estadía en algún hogar, es posible que no tengan tantos amigos como teníamos nosotros durante nuestra segunda visita. Muchos de los cuales son aún amigos nuestros al sol de hoy. Intenta eso en un hotel.

El impacto negativo de las cadenas de hoteles en el ambiente

Uno de mis mayores molestias con las cadenas de hoteles grandes es el impacto que tienen en el ambiente. Cuando me hospedé en el Wyndham, no pude evitar contar cuántas veces las personas desechaban botellas plásticas, utensilios y platos plásticos, así como contenedores de poliestireno (styrofoam).  Según un artículo publicado en Forbes en el 2017, más de un millón de botellas plásticas son tiradas a la basura diariamente, y van a parar a un vertedero por la eternidad. Resulta que más del 91% del plástico usado no se recicla. Las botellas plásticas son hechas de polietileno (PET). Una vez este plástico llega al vertedero, tarda unos 400 años en descomponerse. Lo triste es que el plástico podría ser reciclado… si las personas no lo botaran.

Observé que no hubo ningún intento de reciclar nada en la hoteles o en los restaurantes. La comida sobrante no se utiliza para composta y dudo mucho que se la den a personas sin hogar.

Al tirar tantos desperdicios en los vertederos, estamos añadiendo a los combustibles fósiles. Y cuando las personas no desechan apropiadamente el plástico, y por el contrario, simplemente tiran sus desechos en el suelo, las playas y carreteras en el campo, contaminan los cuerpos de agua y el suelo con sus materiales altamente tóxicos.

No pretendo tener todas las soluciones para proteger el ambiente, pero si tengo algunas que pueden ayudar a minimizar el daño. Cuando eres cliente de Purple Coquí Tours, tú experiencia comienza con tres artículos:

  1. Una botella de agua insulada reusable
  2. Un purificador de agua Sawyer o un combo de filtro y jarra marca Brita. (Tú eliges. Ambos filtran el 99% de las bacterias y virus).
  3. 3. Una bolsa reusable de algodón para cargar los comestibles o cualquier otra cosa que compres. Lamentablemente, en las tiendas aquí aún se utilizan bolsas plásticas.

Aquí ves la botella de agua insulada reusable:

Airbnb in Puerto Rico

Aquí ves la bolsa reusable de algodón:

Airbnb in Puerto Rico

 

Airbnb en Puerto Rico vs. las cadenas hoteleras: La economía

El ingreso promedio en Estados Unidos es alrededor de $60,000. En muchos estados, como en California, si el ingreso familiar es menor a $60,000, es considerado bajo el límite de pobreza. Por el contrario, en Puerto Rico el ingreso promedio es de $19,000. Las cadenas hoteleras grandes como Hilton, Wyndham, Marriot etc. tienen ganancias que fluctúan entre millones a miles de millones al año. En esencia, los huéspedes en sus hoteles están pagándoles para que destruyan el ambiente.

De acuerdo a Business Insider, el ingreso promedio anual de un empleado de hotel es unos $32,000. En el 2018, Arne M. Sorenson, presidente y CEO de Marriott, Inc., ganó unos $12,910,683. Ya que Marriott es una compañía pública, su salario es de conocimiento público. Si quieres ver un desglose de su salario, aquí va:

Airbnb in Puerto Rico

Aclaro, no soy ingenua.. Estoy consciente de que los fundadores de Airbnb reciben un porcentaje de las ganancias de los anfitriones cuando reciben huéspedes en sus propiedades, pero esta ganancia es sólo de un 3%. El costo de registrar su hogar en una página web reconocida internacionalmente es de unos $350 al año. Y, aunque los anfitriones pagan impuestos por sus ingresos, el resto del dinero es ganancia para ellos. No es un sistema perfecto, pero prefiero ver a las personas locales generando ingresos antes que a una cadena hotelera. Porque, como pudiste ver en la gráfica arriba, Arne Sorenson y otros CEOs de las grandes cadenas hoteleras no necesitan generar más dinero a costa tuya.

Airbnb en Puerto Rico significa variedad, no algo más del montón

Ya sea que te hospedes en el Bellagio en Las Vegas, en un Four Seasons o el Joule en Dallas, Texas, más allá de la decoración encuentras las mismas cosas:

  1. Una cama tamaño King o Queen.
  2. Un baño
  3. Huéspedes borrachos haciendo alboroto cada vez que salen del ascensor.
  4. Montañas de basura y botellas plásticas que son desechadas, en lugar de ser recicladas.

En contraste, aquí te presentamos algunas de las opciones que esperan por tí si reservas una casa o condominio en un Airbnb en Puerto Rico:

Airbnb in Puerto Rico
Por $67 la noche, dos personas pueden disfrutar de esta casa de una habitación en Rincón.
Airbnb in Puerto Rico
Por $95 la noche, 2 huéspedes se pueden quedar en esta casa del árbol con escalones flotantes en San Juan
Airbnb in Puerto Rico
Por $135 la noche, dos personas pueden alquilar esta casa en el árbol cerca del Yunque.
Airbnb in Puerto Rico
Esta romántica piscina espera por ti en Aguada por solo $139 la noche.
Airbnb in Puerto Rico
Excelente diseño de espacio abierto en Culebra por solo $125 la noche.
Airbnb in Puerto Rico
Si te gusta acampar, ¿por qué no intentar “glamping” (acampar con lujos) en Utuado, en Finca Viernes?
Airbnb in Puerto Rico
 Prometo que esta es la última casa del árbol. Esta es en San Germán y cuesta solo $79 la noche.

Son muchas las razones para considerar un Airbnb en Puerto Rico sobre una cadena de hoteles; aquí presentamos solo 4 de ellas. El punto es, si estás planificando un viaje a Puerto Rico, no te limites solamente a visitar Puerto Rico. Vive Puerto Rico. El lugar en que te alojes es tan importante como las actividades que programes, las personas que conozcas y la comida que consumas.

Llama o envíanos un correo electrónico hoy. Te ayudaremos a planificar las vacaciones de tu vida.

 

 

 

 

 

Leave a Reply